Antes de esta anotación a los tulipanes, Luis Hernández ya había vacunado en dos ocasiones

Hay goles que parecen sacados de un guión de película, donde en el último segundo el héroe desactiva la bomba que terminará con todo a su paso. Así fue más o menos, futbolísticamente hablando, el que anotó Luis Hernández a Holanda, en la primera fase de la Copa del Mundo de Francia 98, pues cuando todo indicaba que México saldría derrotado, y en caso de combinarse con el resultado entre Bélgica y Corea del Sur, sería despedido de ese certamen en tierras galas, el “Matador” hizo uno de esos goles que levantaron a todo el país de su asiento para celebrar el empate en el tanteador 2-2.

amistoso mexico vs escocia por internet.

Antes de esta anotación a los tulipanes, Luis Hernández ya había vacunado en dos ocasiones a los coreanos de sur, en la victoria de 3-1 que marcó el debut de México en el torneo en tierras galas, por lo que su olfato goleador estaba fino y marcó en el estadio Geoffroy-Guichard lo que podría etiquetarse, una de las anotaciones más importantes de su carrera.